El blog de Aurelio Asiain

Todo lo que está aquí ocupa más de 140 golpes de teclado.

Otro y el mismo lance de dados dos veces

Encontró Julian Herbert en YouTube dos versiones musicales de Un coup de dés jamais n’abolira le hasard, el poema de Stéphane Mallarmé: una de Michalis Pichler, que en 2009 perforó con el texto del poema un rollo de papel para pasarlo por una Pianola Metrostyle Themodist de The Aeolian Company, NY 1910, conservada en el Musikinstrumenten-Museum de Berlín, y una “traducción fonográfica” hecha con no sé qué método y de autor no identificado, y puso el enlace a las dos en un mismo tuit y a mí se me ocurrió escucharlas juntas, lo que crea un efecto curioso. Hay otras versiones en YouTube, claro, y el poema completo no es difícil de encontrar en la red, en la versión original en francés y en traducción.

Narcisismo leninismo

Cristina

"Una vez le conté a Cristina que yo pintaba cuadros y me dijo '¿por qué no me pintás algo a mí?'".

Chávez descubre un cuadro pintado por Chávez donde aparece Chávez con Kirchner. Así es el narcisismo leninismo del siglo XXI“. Ese tuit del novelista venezolano Alberto Barrera Tyszka, cuya cuenta alucinante en Twitter (@Barreratyszka) parece obra del delirio pero no es sino informe puntual de la realidad política venezolana, me llevó con semanas de retraso a la imagen. La noticia, que transcribo verbatim del sitio de noticias argentino infobae.com, no tiene desperdicio:

En el marco de la inauguración del Salón “Néstor Kirchner” en el Palacio Miraflores de Venezuela se vivió un momento emotivo, cuando Hugo Chávez le regaló a Cristina Kirchner un cuadro donde se ve al caudillo caribeño junto al ex mandatario argentino.

“Una vez le conté a Cristina que yo pintaba cuadros y me dijo ‘¿por qué no me pintás algo a mí?’. Ahí mismo me puse a pintar esta obra y la terminé anoche mismo, por eso todavía esta fresca”, señaló Chávez durante el acto.

El mandatario venezolano reveló que se puso “a buscar fotos” de Néstor Kirchner para poder retratarlo de la mejor manera. Ante las bromas de los presentes y de la propia Cristina Kirchner, que no lo creían capaz de pintar un cuadro, Chávez respondió: “¡Cómo no me creen que lo pinté! Estudié teoría de colores”. 

Y dirigiéndose a Cristina Kirchner, le dijo: “Mi reina, te lo pinté para ti ¡Viva Néstor!”. La jefe de Estado argentina aseguró que el lienzo le hizo acordar a “una foto que está en El Calafate”, donde Néstor y Chávez estaban juntos durante la crisis de los rehenes en Colombia.

Minutos más tarde, Cristina Kirchner tomó la palabra durante un acto realizado en el flamante salón “Néstor Kirchner” y agradeció los gestos de su par venezolano.

“El día que Hugo (Chávez) le dijo al mundo desde Cuba lo que le estaba pasando (en referencia al cáncer que padece) estaba con mi hija (Florencia) en la cama grande y las dos nos pusimos a llorar. Quiero agradecer este inmenso gesto hacia la familia y hacia mi país”, precisó Cristina Kirchner.

En el nuevo salón del Palacio Miraflores hay numerosas imágenes del ex presidente argentino. Se lo puede ver junto a Lula, Fidel Castro y con el propio Chávez. También hay un cuadro en que se lo ve a Kirchner personificado como el “Eternauta”, otro donde Néstor y Chávez se saludan con la figura de Bolivar de fondo y una réplica de la banda y el bastón presidenciales.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 31.422 seguidores