El blog de Aurelio Asiain

Todo lo que está aquí ocupa más de 140 golpes de teclado.

Categoría: palíndromo

Gerardo Deniz: “El palíndromo es un dios”

—Según el poeta Josué Ramírez, cierta vez le escuchó decir, refiriéndose al palíndromo: “Es un dios”. ¿Qué quería decir con esto?
—Quise referirme con estas palabras al hecho de que una curiosa fuerza parece ayudar (o impedir) a la capacidad de escribir palíndromos: hay gente de todas clases y niveles a quienes, sencillamente, los palíndromos no se les dan. En cambio, a otras personas les resulta posible salir del paso con decoro. Es interesante ver la clase de churros a que este fenómeno (o lo que sea) conduce. Por supuesto, la cumbre la alcanza Darío Lancini, como en todo lo que tiene que ver con palíndromos. Pero, además, el dios del palíndromo es tan indefinible como eficaces son sus resultados. Y eso es todo.

 

Gerardo Deniz, en entrevista con Fernando García Ramírez: Letras libres, septiembre de 2004

 

Catorce historias de ida y vuelta

LÁMINA

Leed: es en el lodo. Toda mala,
ama la dama de seda ser pétalo.
Late, presa de sed amada.

Lama al amado todo.
Llénese de él, animal.

 

NADA: ERES ÉL

Eva usa yerba:
es ave de su sala.

Se eleva
de su sal a su sed:
ave le es.

Ala su sed,
Eva se abre ya suave.

Le seré Adán.

*

Adán y Eva,
la sola pareja,
pares amaba.

Se besaba: saberes
de seda; de sed
se rebasaba: se besaba.

Mas era pajera:
palos al ave y nada…

*

—¿Anulada la edad, no somos nada?
—Ser Eva da cadáveres, Adán.
—Somos onda de alada luna.

*

—Yo solo soy seré y así me doy.
—Yo de mis ayeres yo solo soy.

 

LA SAL, ACÁ

De sí me da: de mi sed.
Alba hay acá: la calaca
al osario no irá sola.
Acá la calaca ya habla
de si me da de mi sed,
acá, la sal.

*

Ella cala, él asoma:
amor, bares, amor.
Ama, desleal, la calle
de sed. De sed,
ella calla; él se da
maroma: será broma.
Amo, sale a la calle.

*

Si no da de su sed,
¿ama ese mocetón?
A ti, modoso sodomita,
no te come: se ama,
de su sed Adonis.

 

ÁCIDAS

Yo, harta, lo diré ya:
al alba, herido,
soñará vacío el rey.
Ayer le oí cavar,
añoso —diré.

Habla la ayer idólatra,
hoy sádica.

 

RAMA

Amor al aire y azar,
nosotros baraja somos:
somos ajar, absorto son,
raza y erial, aroma a mar.

*

Arena, bahía,
cielo y sol sumo:
muslos yo leí.
Caí, habanera.

*

Roma. Sábado. Sábanas.
La sed ataca: la resaca
será la cata de sal.

¿Sanabas o dabas amor?

*

Soñaba, iba hondo…
God! ¡No había baños!

 

ANÓMALA

Si nada da de su seda,
dad anís a la mona.

 

 

View this post on Instagram

Sólo sabe ser sombra

A post shared by Aurelio Asiain (@aasiain) on

Solo sabe ser sombra