Un neolimerick de Zaidenwerg

por aurelio asiain

Había un cirujano de La Plata…

Había un cirujano de La Plata
que operaba vestido de pirata:
“Es que así me relajo
y nunca yerro el tajo”,
argüía el cirujano de La Plata.

*
Del libro de neolimericks que preparan Ezequiel Zaidenwerg y la artista Raquel Cané. Tomado del blog de Zaidenwerg.