Adilia Lopes: Diez poemas

ARTE POÉTICA

Escribir un poema
es como atrapar un pez
con las manos
nunca pesqué así un pez
pero puedo hablar así
sé que no todo lo que viene a las manos
es pez
el pez se debate
intenta escaparse
se escapa
yo persisto
lucho cuerpo a cuerpo
con el pez
o morimos los dos
o nos salvamos los dos
tengo que estar atenta
tengo miedo de no llegar al fin
es una cuestión de vida o muerte
cuando llego al fin
descubro que necesité atrapar al pez
para librarme del pez
me libro del pez con el alivio
de no saber qué decir


LOS GUSTOS Y LOS DISGUSTOS

Los gustos y los disgustos
llevan al poema
como pueden llevar
al precipicio
el poema habla del precipicio
donde habrá lágrimas
y rechinar de dientes
y no habrá Kleenex
ni Abilio Loff
mi querido dentista
el poema habla del precipicio
evitado a tiempo
el mal poema no mata
(más vale burro vivo
que sabio muerto)


PENÉLOPE

1
Penélope
es una araña
que teje
una tela
que es la Odisea
de Penélope

2
Penélope está
siempre
sentada

3
Ulises es abstracto
Penélope es concreta
la tela es abstracta
y concreta

4
Penélope se casa
con Homero
Ulises se queda
viendo barcos

LOS AMANTES

Los amantes
se cierran
uno en el otro
como los puños
del bebé
que duerme
en la cuna
en el útero
de la madre
como las caras
de los íconos
en lo oscuro
de las iglesias

 

METEOROLÓGICA

Dios no me dio
un enamorado
me dio
el martirio blanco
de no tenerlo

Vi enamorados
posibles
eran bueyes
eran puercos
yo palacios
y perlas

No me quieres
nunca me quisiste
(¿por qué, Dios mío?)

La vida es un libro
y ese libro
no es gratis

Lloro
llueve
pero es puro
Verlaine

O:
un día tan bonito
y yo
sin coger

 

21 AÑOS

Mis caballos
se sorprenderán

Como Hipólito
en la tragedia griega
bocados de mí
cuelgan
de los arbustos

 

LA FEMME DE TRENTE ANS

Amarás
mi nariz
brillante
mis estrías
mis puntos negros
mis textos
y mis achaques
y mis manías
y mis gatas
de solterona
o no me amarás

 

45 AÑOS

Es tiempo
de regresar
a casa

La poesía
no está
en la calle

 


EN PAZ CON MIS RECUERDOS

Yo en el espejo
pegada con pegamento
más bella
que antes
como el plato zen
con las fracturas
subrayadas
con oro
obra de la suerte
buena y mala
obra de la falta de afecto
y del afecto
Narciso y anti narciso
vivir para creer

 

LISBOA

Ciudad blanca
sembrada
de piedras

Ciudad azul
sembrada
de cielo

Ciudad negra
como un callejón

Ciudad deshabitada
como un almacén

Ciudad lila
sembrada
de jacarandas

Ciudad dorada
sembrada
de iglesias

Ciudad plateada
sembrada
del Tajo

Ciudad que se degrada
ciudad que se acaba

Versión de Aurelio Asiain